Seleccionar página

Signos afines: Vinculada con Piscis
Chakras: 6º Chakra (tercer ojo)
Propiedades básicas: Claridad, consciencia e intuición

 

USOS TERAPÉUTICOS

La Amatista es uno de los minerales curativos más populares. Ayuda a sentirse más abierto y consciente espiritualmente, utilizándose en casos de conflicto emocional: ayuda a proyectar el problema hacia afuera.

Calma, tonifica y relaja la mente, nos predispone a abrirnos para conectar con energías mayores, propiciando la intuición y potenciando la espiritualidad. Mejora la motivación y la memoria.

Ayuda a comprender y liberar el dolor, y proporciona alivio en los momentos de angustia, por lo que es buena para las personas que han perdido a un ser querido.

Libera bloqueos mentales, además de abrir nuestra mente a otras perspectivas e ideas. Facilita la toma de decisiones, aportando sentido común e intuiciones espirituales.

Purifica la energía tanto a nivel físico como mental, emocional o espiritual. Nos aporta un pensamiento más objetivo, disipa la confusión y aclara la mente.

 

PROPIEDADES A NIVEL FÍSICO

Físicamente ayuda en situaciones de estrés y en los casos de insomnio alejando las pesadillas. También ayuda a superar severas adicciones y bloqueos.

No la pueden usar personas esquizofrénicas ni paranoicas. Sin embargo, en una depresión no severa, puede aliviar la carga y ayudar a salir del problema.

La Amatista refuerza el sistema endocrino e inmunitario. Limpia la sangre, reduce los cardenales, las heridas y la hinchazón. Favorece el funcionamiento del hemisferio derecho del cerebro y de las glándulas pituitaria y pineal. Reduce el dolor de cabeza y es muy recomendada para la jaqueca.

También la puedes utilizar para reducir los problemas de piel, problemas respiratorios como el asma y problemas gástricos.

 

CÓMO UTILIZARLA

En el hogar: Poniendo una geoda o una drusa de buen tamaño en casa conseguiremos una energía limpia: anula la negatividad y crea armonía en el ambiente.

Para dormir: Se puede tener una amatista al lado de la cama o en el dormitorio, ya que facilita el sueño, el descanso y la sensación de paz. También puedes dormir con una amatista bajo la almohada, te generará sueños intuitivos.

Como terapia anti estrés: Sumerge una o varias amatistas en el agua del baño, junto con aceite esencial de Lavanda. Añade velas y música relajante.

En el trabajo: En despachos y lugares de trabajo ayudan a equilibrar el ambiente y protegen contra las radiaciones electromagnéticas de los ordenadores y otros dispositivos. Coloca una amatista cerca del monitor y verás que trabajas mucho mejor. *En este caso, se debe limpiar la amatista de forma regular.

Visualización: Acerca la piedra a la parte del cuerpo que necesitas sanar durante al menos 10 minutos. Medita con ella: para potenciarla sé consciente de su poder y visualiza su acción sanadora.

Como joya o amuleto: Es especialmente beneficiosa si la llevas sobre el corazón o la garganta. Llévala siempre contigo, como joya o en el bolsillo del pantalón.

Meditación con una Amatista: Sostén el cristal suavemente en tu mano o colócalo delante de ti en el suelo o en una mesa. Mira atentamente al cristal y descubre su belleza en cuanto la forma y su color. Siente su peso y siente como se intercambian energías con tu mano (calor, frío…).

Cierra tus ojos y concéntrate en tu respiración. Siente como con cada inhalación absorbes las energías mágicas y beneficiosas de tu cristal y siente como con cada exhalación sale la tensión de tu cuerpo.

 

CÓMO LIMPIARLA

Si usas tu Amatista con mucha frecuencia, es recomendable limpiarla o cargarla cada dos o tres meses.

Para limpiar tu Amatista es necesario que en luna llena o creciente la pongas en un tarro de agua con sal (o si lo prefieres, puedes infusionarla en frío con una infusión de poleo menta). Tendrás que dejarla en la taza o en el tarro durante tres días. Asegúrate de que no le da el sol, porque la puede desteñir.

Para cargar la Amatista, tienes que hacer una meditación con ella con un mensaje concreto de lo que quieres obtener de la piedra. Puede ser dormir mejor, tener mayor creatividad, estar más relajada… Visualiza un mensaje corto, único y directo. Repítelo tres veces, con la intención bien clara de lo que quieres de ella.

 

CURIOSIDADES

  • En el antiguo Egipto se usaba para crear joyas, sellos personales y tallas.
  • En la Edad Media, el cristianismo adoptó la amatista como símbolo de renuncia a los bienes terrenales y castidad, llevándola aún hoy cardenales y obispos en forma de anillos.

 

¿Te ha gustado este post?

Si te gusta lo que ves y quieres que te mande novedades de vez en cuando, déjame tus datos y te llegarán todas y cada una de las ediciones de la OuiLetter directas al email. Y como regalito de bienvenida, un 10% de descuento para tu primera compra online.